Inicio
>
 
       
 
 

Palacio Legislativo

 
   
 
  •  

     

    Al decretarse la construcción del edificio, se denominó 'El Capitolio' y posteriormente "Palacio Legislativo".

     1.- Salón Elíptico

    Está situado en el ala norte del Palacio Federal, y deriva su nombre de su forma elíptica. Está formado por tres salones, separados por dos grandes arcos, rematados por una cúpula oval de 26 metros de eje mayor, y 13 de eje menor.

    Los salones tienen los nombres del los colores nacionales: Salón Amarillo, Salón Azul y Salón Rojo. En éstos se encuentran valiosas reliquias históricas como el Arca que contiene el libro de Actas del Primer Congreso. Allí se aprecia el Acta del 5 de julio de 1811. En sus paredes se exhiben, entre otros, el retrato de Simón Bolívar, pintado al natural por el artista peruano José Gil de Castro en 1825; el lienzo de la Batalla de Carabobo, elaborado por el pintor venezolano Martín Tovar y Tovar, cubre todo el interior de la cúpula del Salón Azul, los retratos de próceres militares y civiles que lucharon por la Independencia, y los cuadros épicos de las batallas de Boyacá, Ayacucho y Junín, los cuales ocupan sus paredes y plafones. También el famoso óleo de Martín Tovar y Tovar con la escena de la firma del Acta de Independencia, ubicado en la pared este del Salón Rojo.

     2.- Salón de El Tríptico 

    Fue construido, y así funcionó, para el despacho del Presidente de la República y actualmente, de acuerdo con la tradición, sirve de sala de recepción cuando el Primer Mandatario y su comitiva, visitan el Palacio. Debe su nombre a un cuadro tríptico con motivos bolivarianos, realizado por Tito Salas, el primero: el Juramento en el Monte Sacro de Roma al centro, El Paso de Los Andes; y a la derecha, la Muerte del Libertador en Santa Marta, Colombia.

    3.- Salón de los Escudos 

    Utilizado para las reuniones de importancia de las comisiones parlamentarias con funcionarios o ciudadanos cuyos testimonios interesan a las Cámaras. Debe su nombre al Escudo Nacional que lo adorna, los escudos de las circunscripciones territoriales de Venezuela y el lienzo alegórico de Pedro Centeno Vallenilla titulado 'Venezuela recibiendo los símbolos del escudo nacional'.

     4.- Plaza y Edificio Lateral Noroeste

    Plaza de las Leyes Fermín Toro: situada en el jardín noroeste. Rinde homenaje al legislador y tribuno Fermín Toro. Sirve de marco vegetal al Salón de El Tríptico y al Edifico Lateral Noroeste (antiguo asiento del Poder Ejecutivo) donde se encuentran las oficinas y despacho de la Presidencia de la Asamblea Nacional, proporcionando una hermosa vista a quienes visitan esas ese salón o pasean por el boulevard adyacente.

     5.- Plaza y Edificio Lateral Noreste 

    Plaza de las Letras Andrés Bello: consagrada a la memoria del insigne humanista y maestro del Libertador Andrés Bello, se ubica en el área exterior del Salón de los Escudos y el Edifico Lateral Noreste, (Antiguo asiento de la Alta Corte Federal) alberga -en su parte superior- a la Primera Vicepresidencia de la Asamblea Nacional y en su parte baja e intermedia a la Secretaría.

     6.- Plaza y Edificio Lateral Sureste

    Plaza de la Música Vicente Emilio Sojo: Es el jardín exterior situado en el lado este del Cuerpo Sur, está dedicada al recuerdo del Padre Sojo, animador del movimiento musical venezolano del siglo XVIII y tío abuelo materno del Libertador. Forma parte del área vegetal externa del Edificio Lateral Sureste.

    Plaza de las Bellas Artes Arturo Michelena: jardín ubicado al oeste del cuerpo sur, en memoria del notable pintor Arturo Michelena, forma parte del conjunto estructural del Edificio Lateral Suroeste, detrás del Hemiciclo Protocolar. Allí funciona en la parte alta Protocolo y Seguridad, y en la planta baja, la sala de prensa Manuel Vásquez y Jorge Villalba. Este edificio y el Lateral Sureste forman parte del Palacio Legislativo.

  •  7.- Patio Central 

    Es un amplio jardín sembrado de chaguaramos y palmeras, que rodean la fuente escultural. Esta pila, contratada y elaborada en Inglaterra, llegó a Venezuela en enero de 1876 y estuvo inicialmente entre los dos cuerpos laterales del edificio, pero debido al reducido espacio fue removida al centro donde está hoy en día. Como dato curioso, el flete que pagó la Nación por esta fuente y las columnas de hierro desde Inglaterra hasta Caracas, fue de 825 libras esterlinas, mientras que el acarreo desde La Guaira al Palacio, fue de 8.000 venezolanos (moneda de la época), equivalentes a 1.588 libras, casi el doble de lo que costó el transporte oceánico

    8.- Hemiciclo de Sesiones (derecha)

    Este es el salón de las sesiones o de la Plenaria. Está ubicado en el área sureste del Palacio Legislativo adyacente a la esquina de San Francisco. Es un ambiente espacioso a tres niveles: la parte norte la ocupa el podio, en forma de concha, donde se ubica la Mesa Directiva. Más abajo están la Tribuna de Honor y la mesa de Secretaría. Al frente se ubica el pleno de los asambleístas o curules y sobre éstas, en el área sur, están dos palcos para invitados de honor, prensa y público en general.

    9.- Hemiciclo Protocolar (izquierda)

    Es la sede del desaparecido Senado, ubicado en el área suroeste del Palacio en la esquina de La Bolsa, hoy convertido en Salón Protocolar y se utiliza para sesiones solemnes y otros actos especiales, tiene la misma estructura y distribución que el Hemiciclo de la Plenaria.

    Los primeros constituyentes no abolieron la esclavitud pero sí abolieron el tráfico de esclavos. Abolieron los privilegios o fueros de los representantes de la Iglesia, aunque declararon a la fe católica como la religión única oficial.

    No creyeron ejércitos profesionales pues pensaron que estos eran una amenaza a la libertad personal y a la propiedad privada, ya que mantener un ejército era costoso y obligaba al Estado a aumentar los impuestos a los ciudadanos. La República debía ser defendida por la virtud de sus ciudadanos armados en milicias al igual que en los Estados Unidos.

    Un último aspecto de la Constitución de 1811 es que los congresantes dispusieron que el texto final debía ser presentado a las provincias para ser ratificado por el pueblo. Esta disposición, similar a la de la constitución de los Estados Unidos no pudo cumplirse por los efectos de la guerra, pero es importante destacar que ninguna otra constitución venezolana fue ratificada por el pueblo hasta el año 1999.

    La Constitución de 1811 nunca llegó a ser aplicada. Al año siguiente la primera República se perdió en las manos del jefe realista Monteverde. Sin embargo, su texto indica la concepción inicial de los fundadores de la nación. En la primera República el Congreso fue el actor fundamental ya sea tanto en la legítima creación del nuevo Estado como en la rectoría del poder republicano.

    Los congresantes de 1811 creyeron que la virtud de su República era tan obvia que todos los habitantes correrían a unirse al nuevo Estado. Estaban equivocados. Desde 1810 las provincias de Maracaibo, Coro y Guayana se negaron a enviar delegados al Congreso y declararon su lealtad al Rey prisionero. Para ellos los congresantes de 1811 eran unos traidores al Rey. Los conflictos entre provincias fueron un factor fundamental en el fracaso.

    Los mantuanos de Coro, por ejemplo, pensaban que ellos tenían derechos superiores sobre Caracas por haber sido la primera capital de la provincia de Venezuela en los inicios de la Colonia. Coro aceptó el poder de Caracas porque así lo había ordenado el Rey, pero ahora que no había Rey ¿porqué los coreanos tenían que obedecer a los caraqueños o a los valencianos?
     

 

 

 
  volver