Ir arriba
Menu
Caracas - Venezuela
17 de Octubre 2018 / 12:17 pm

Pérez Roa expondrá la violación de los DD.HH en las cárceles de Táchira

Fecha: 01/11/2017

El parlamentario cuestionó la gestión del Ministerio de Servicio Penitenciario, que “no ha hecho nada para dignificar a los privados de libertad, sino más bien, ha sido un ente cómplice que viola flagrantemente sus derechos humanos”.

Mayra Alejandra Sierra/Cortesía

Táchira.- El diputado Ezequiel Pérez Roa (UNIDAD-Táchira) informó este miércoles que en la próxima Sesión Ordinaria de la Asamblea Nacional, tiene previsto solicitar un derecho de palabra para exponer la violación de los derechos humanos de los privados de libertad y  la situación deplorable de hacinamiento que existe en los retenes y calabozos policiales y militares de los municipios de la entidad andina.

“El hacinamiento es la peor condición humana, a la cual el gobierno degradó a los privados de libertad en los centros de reclusión en Venezuela, quienes no reciben atención médica, pues,  sí se enferman pueden perder su vida. Los calabozos de las policías municipales, CICPC y la GNB del Táchira, son el fiel reflejo del hacinamiento humano”, alarmó el diputado quien exhortó al gobierno que es su obligación garantizar los derechos penitenciarios de los reos en el país.

Pérez Roa opinó que “el gobierno se volvió experto en practicar el hacinamiento en las cárceles en celdas 3x3, al mejor estilo nazi” y pidió a la “Organización de las Naciones Unidas (ONU)  investigar, y pronunciarse sobre la crítica situación que existe en los centros de reclusión en Venezuela”.

El parlamentario quien visitó una prisión ubicada en el municipio Torbes de la región tachirense, describió que los privados de libertad  “no tienen comida, baños, ni siquiera una cama, ni ventanas para recibir la luz del sol. La celda  no presenta las condiciones mínimas que un ser humano se merece para su permanencia”.

De igual manera, contó que conoció Ángel Rico, un joven preso “que desde hace 3 años espera por su  traslado al Centro Penitenciario de Occidente (CPO), quien llegó pesando 65 KG y, ahora por la poca ingesta de alimentos pesa 49 Kg. Nos morimos de hambre”. Manifestó, Además, Rico les confesó que “tienen que orinar en recipientes al no tener baños públicos”.

El privado de libertad Ángel Rico, es uno de los 11 presos que debe compartir la pequeña celda que tiene capacidad solo para 3 personas con otros reos, y quien denunció que “tan solo una cama y algunas  hamacas sirven para que nosotros podamos dormir, a otros les toca dormir en el piso”.

Buscador