Ir arriba
Menu
Caracas - Venezuela
17 de Enero 2018 / 01:48 pm

Investigación de Comisión de la AN revela millonario esquema de corrupción en los CLAP

Fecha: 15/06/2017

El diputado Carlos Paparoni aseguró que los pagos de sobreprecio de más de $200 millones se hicieron a empresas controladas por el conocido testaferro, Samark López.

Prensa AN/Foto: Luis Dávila

Caracas.- La Comisión Especial de la Asamblea Nacional creada para investigar la corrupción en el programa de los CLAP, ha confirmado que Samark López, conocido testaferro del vice presidente Tareck El-Aissami, está detrás de un complejo y opaco esquema de corrupción basado en Barbados y México, que le ha costado al Estado venezolano más de $200 millones de dólares en pagos de sobreprecio por el ensamblaje y la exportación de las cajas CLAP.

Estos son los primeros resultados arrojados por la investigación sobre irregularidades en el programa de alimentación CLAP, la cual demuestra que lejos de ser un vehículo para aliviar la escasez de alimentos en el país, los CLAP son otro esquema de corrupción diseñado para beneficiar a unos pocos en el Gobierno y a sus socios empresariales, en un momento cuando millones de venezolanos pasan hambre. 

“Este Gobierno es adicto a la corrupción; no perdona ni el hambre de los venezolanos para crear nuevas maneras de robar. Las cajas CLAP son simplemente una nueva manera de robar. Es vergonzoso que en un momentos cuando millones de venezolanos sufren por la falta de alimentos y la desnutrición en nuestro país está aumentando, el Gobierno y sus cómplices sigan quitándole los recursos a los venezolanos que podrían haber sido invertidos en la producción nacional, que es el problema de raíz de la escasez”, afirmó el diputado Carlos Paparoni. 

En una rueda de prensa realizada este jueves en la Asamblea Nacional, el diputado Paparoni, miembro de la Comisión de Contraloría, ofreció detalles sobre cómo el esquema de corrupción CLAP gira alrededor de la empresa de maletín Postar con sede en Barbados, de la cual Samark López, el conocido testaferro sancionado por el gobierno de Estados Unidos por lavado de dinero, es uno de los principales accionistas y cobra un sobreprecio en cada fase de la producción y ensamblaje de las cajas CLAP, en una operación basada en Veracruz, México, lo que le ha otorgado la denominación a estos CLAP como "Mexi CLAP" o "CLAP mexicanos". 

La investigación del funcionamiento de este esquema de corrupción liderado por Samark López, ha revelado en qué fases del mencionado ensamblaje y proceso de exportación, se encuentran los mecanismos de sobreprecio: "La Comisión documentó sobreprecio de hasta un 55% en la compra de productos para las cajas. Los contenedores con cajas CLAP son embarcados a Venezuela llenos solo hasta a la mitad de su capacidad, según la documentación examinada por la Comisión. Esto aumenta innecesariamente el costo del flete que luego le es cobrado al Estado venezolano. El uso de la empresa PYP, relacionada a Samark López vía socios comerciales, le permite asegurar los contenedores con las cajas CLAP embarcados a Venezuela a un valor muy por encima de su costo, lo que a su vez le facilita a Postar la justificación del alto precio que paga CASA por las cajas".

Como resultado, una caja CLAP que, al precio de mercado en México debería costar $12.44, le cuesta a Postar $22.22 y luego es vendida a CASA por la exagerada cantidad de $42.00. La investigación estima que en el período entre enero y junio del 2017, se enviaron 7 millones de cajas CLAP al país, por las cuales CASA pagó más de $206 millones en sobreprecio lo que le generó a Postar una exagerada ganancia ilícita de $138 millones. Esto, conforme a los registros de exportación mexicanos.

Adicionalmente, existe también una crítica situación de corrupción en la distribución de las cajas CLAP, una vez que estas llegan al país. Se han reportado desde hace varios meses, denuncias respecto a la existencia de una amplia red de corrupción que desvía las cajas CLAP hacia el mercado negro para continuar con su venta a precios exorbitantes.

“La evidencia de irregularidades que tenemos es más que suficiente para continuar avanzando con una investigación profunda sobre los CLAP. Es imposible que esta operación corrupta funcione sin la cooperación de altos funcionarios con responsabilidad sobre el área alimentaria, los puertos y otros puntos clave para la operación de este esquema. La Comisión Especial estará interpelando a ministros relacionados con los CLAP y a otros personajes atados al esquema dentro y fuera de Venezuela”, continuó el diputado. 

El parlamentario indicó también que, como parte de la investigación, la Comisión estará solicitando ayuda de países involucrados en la corrupción de los CLAP como lo son México, Barbados, Suiza y otros. Paparoni afirmó que la Comisión estará presentado un reporte final al hemiciclo de la Asamblea Nacional para su aprobación, el cual será eventualmente enviado a la Fiscal General.

Buscador