Ir arriba
Menu
Caracas - Venezuela
25 de Abril 2018 / 10:17 am

Informe de la FAO no dice nada sobre familias que viven de la basura

Fecha: 21/09/2017

La diputada Mariela Magallanes destacó que la grave situación que atraviesa el país obedece a la mala política de seguridad alimentaría del gobierno que afecta a los hogares más vulnerables y que lamentablemente no lo recoge el último Informe de la Fao.

 Ernesto Vegas / Prensa AN

Caracas. La diputada Mariela Magallanes (Unidad-Aragua), dijo que desafortunadamente el último Informe de la FAO, debatido el pasado martes en la plenaria de la Asamblea Nacional, no señala nada sobre la hambruna y la crisis humanitaria que padece el pueblo venezolano.

Según la parlamentaria, madres y niños viven un cuadro de desnutrición, que el gobierno venezolano no puede ocultar y recordó que en el Informe Clap del año pasado, quedó demostrado con testimonios firmes que muchísimas madres resultaron afectadas en el desarrollo de su embarazo hasta el nacimiento de sus niños.

“Hoy la crisis alimentaria está más generalizada y por lo tanto, nosotros seguiremos denunciando esta problemática generada por el gobierno del presidente Maduro, desde la Asamblea Nacional y de los diferentes escenarios públicos”, argumentó.

Dijo que el año pasado la bancada de la Unidad Democrática aprobó un voto de censura contra el entonces ministro de Alimentación, como responsable y operador del hambre en Venezuela, a la vez que aseguró que “los Clap se han convertido en propaganda electoral”.

Insistió que las llamadas bolsas de los Clap siguen siendo un elemento de neutralización y control político en la ciudadanía, cuando en nuestro país dejaron en manos de empresarios y enchufados la elaboración de productos alimenticios.

A juicio de la diputada Mariela Magallanes, la falta de información, ha sido uno de los puntos clave utilizados por el gobierno, para que en Venezuela no se conozca la realidad en torno a la crisis política, económica y social, especialmente por la falta de medicamentos y  el hambre que estremece a nuestra patria.

Sostuvo que la realidad se ve cada día en las calles del país donde los niños nacen y mueren por desnutrición, mientras que sus padres se alimentan de la bolsa de basura. “Esto no lo dice el informe de la FAO”, apuntó.

Finalmente señaló que miles de niños dejan de ir a las escuelas por la falta de alimentación porque el dinero no les alcanza a sus padres, debido a la alta tasa inflacionaria.

Buscador