Ir arriba
Menu
Caracas - Venezuela
25 de Noviembre 2017 / 01:42 am

Guevara: Se equivocan si creen que vamos a entregar este Palacio porque seguiremos sesionando

Fecha: 01/08/2017

La dictadura de Maduro pretende entrar a la fuerza al Parlamento Nacional para tratar de desalojar a los diputados electos por el pueblo el 06 de diciembre de 2015, aseguró el primer vicepresidente de la AN.

Dinorat Menessini C/Foto:Arles Arcia

Caracas.- Los diputados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aprobaron este martes en sesión ordinaria en el Palacio Federal legislativo, un Acuerdo sobre el desconocimiento de los fraudulentos resultados electorales del 30 de julio de 2017 con los cuales se pretendió imponer una ilegitima Asamblea Nacional Constituyente y  en reivindicación  de la Constitución de 1999, como fundamento democrático de la República  Bolivariana de Venezuela.

 El documento presentado por el parlamentario Juan Miguel Matheus                    (Unidad-Carabobo) acuerda ratificar que todos los actos relacionados con la Asamblea Nacional Constituyente incluyendo la supuesta elección de 30 de julio de 2017 deben ser desconocidos, al tratarse de un proceso basado en la usurpación de la soberanía popular y del poder Constituyente Originario que reside exclusivamente en el pueblo de Venezuela.

Asimismo, se ratifica el derecho de resistencia del pueblo de Venezuela  frente a esa fraudulenta  e ilegitima Asamblea Nacional Constituyente, así como  el deber de los funcionarios e integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de  desobedecer todos los actos  derivados  de la fraudulenta constituyente, y contribuir activamente para restablecer la vigencia  efectiva  de la Constitución de 1999.  

De igual forma el texto plantea desconocer la elección realizada el 30 de julio de 2017 de los integrantes de la fraudulenta e ilegítima Asamblea Nacional Constituyente, convocada sin referendo popular, en contra de la voluntad del pueblo y en contravención del artículo 347 de la Constitución.

El acuerdo establece rechazar la masacre y los delitos aberrantes contenidos contra los venezolanos, quienes  en ejercicio legítimo de su libertad  de expresión, de protesta y de resistencia, manifestaban en rechazo de ese fraude constituyente y expresar la solidaridad de este cuerpo parlamentario  para  con las víctimas de la represión, los detenidos y los familiares de los fallecidos, así como con todo el pueblo de Venezuela.

Ratifica  el mandato derivado de la consulta popular del 16 de julio de 2017, en virtud de lo cual, esta Asamblea Nacional, como legítimo y exclusivo representante  del pueblo de Venezuela, adoptará todas  las medidas y acciones orientadas  a deponer  a la Asamblea Nacional Constituyente como poder ilegítimo y de facto, para restablecer efectivamente  la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

El texto exhorta a la ciudadana Luisa Ortega Díza, en su condición  de Fiscal General de la República, a investigar a especialmente los actos criminales contra manifestantes, así como los delitos cometidos en la organización y realización  del proceso electoral del 30 de julio de 2017 y  ejercer las acciones que corresponda contra los funcionarios y personas que ordenaron y ejecutaron  tales delitos, a los fines de hacer efectiva las responsabilidades penal, administrativa y disciplinaria de quienes hayan  ordenado y ejecutado los actos de represión contra el pueblo y de quienes hayan participado en el fraude constitucional de la Asamblea Nacional Constituyente.

Entre otros aspectos, el referido Acuerdo ratifica que el pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, desconocerá toda forma de gobierno despótico que derive de la Asamblea Nacional Constituyente, sin que el pueblo quede vinculado a deber de obediencia alguna frente a tal constituyente y quienes contribuyan a su instalación  o funcionamiento. Solo serán reconocidas a las autoridades que surjan de lecciones democráticas y libres.

Debate:

Previo al debate y posterior aprobación del Acuerdo sobre el desconocimiento de los fraudulentos resultados electorales del 30 de julio de 2017 de una ilegitima Asamblea Nacional Constituyente, el presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges (Unidad- Miranda) agradeció el acompañamiento que realizaron este martes en plena sesión ordinaria, los embajadores en Venezuela de los países: España, Reino Unido, Francia y México.

En este sentido, el parlamentario indicó: “los embajadores están presentes el día de hoy no por razones de ningún tipo de injerencia en los asuntos venezolanos, sino por solidaridad con Venezuela y preocupación por lo que vive el país y de ofrecer a todos los venezolanos la oportunidad que prevalezca la paz, la democracia, los derechos humanos y el entendimiento”.

Reiteró que los diplomáticos no están asumiendo una posición ni política ni partidista, sino que asistieron a la AN como hermanos del pueblo venezolano y a  manifestar que hay una preocupación mundial por las horas que vive el país.

“En una democracia la única fuerza posible, es la fuerza de la ley, la de los derechos humanos y del voto. Y esa es la fuerza, que todo el mundo quiere que prevalezca en Venezuela y no la fuerza bruta, la violencia y la represión”.

Por su parte el primer vicepresidente de la AN, diputado Freddy Guevara              (Unidad-Miranda) en su intervención señaló que la dictadura de Maduro pretende entrar a la fuerza al Parlamento Nacional para tratar de desalojar a los diputados electos por el pueblo el 06 de diciembre de 2015, “pero se equivocan si creen que vamos a entregar este Palacio, no tenemos armas, no sacaran a tiros o a golpes, pero aquí seguiremos sesionando”.

“La única forma que ustedes acaben con este Parlamento es que nos maten a los 112 diputados que estamos acá principales y suplentes. Esta Asamblea Nacional defenderá al Palacio, pero fundamentalmente defenderá el mandato que nos dio el pueblo en el año 2015”.

Entre tanto el parlamentario Henry Ramos Allup (Unidad-Dtto Capital) dijo que a través del referido Acuerdo, el Parlamento Nacional rechaza la actividad realizada el domingo 30 de julio, catalogándolo como un espectáculo más de la desvergüenza, característica que ha acompañado al gobierno de Maduro en todo su trayecto, afirmó.

Ramos Allup señaló que la MUD posiblemente hubiese participado en una Asamblea Nacional Constituyente pero tal  como lo indica la Constitución, consultando en primer lugar al pueblo y las bases comiciales.

“El gobierno inventó unas bases comiciales a su medida, esto trajo como consecuencia un procedimiento que por haber nacido irrito nadie podía convalidar, por lo tanto, los resultados también iban hacer irrito”.

 

Ver Acuerdo

 

Buscador