Ir arriba
Menu
Caracas - Venezuela
26 de Abril 2018 / 07:17 am

Florido: La única forma de recuperar el orden constitucional en Venezuela es con elecciones

Fecha: 30/05/2017

Dinorat Menessini C/Fotógrafo:Willmer Tovar

En el año 2015 cuando la Asamblea Nacional era dirigida por los diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) se realizaron 29 sesiones en un año, aprobaron 8 leyes, entre sancionadas y aprobatorias, mientras que en el año 2016, “este Parlamento Nacional republicano, democrático hizo 96 sesiones, aprobó 73 instrumentos legales y 109 Acuerdos”. Así lo dio a conocer este jueves, el presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración del Parlamento, diputado Luis Florido, como parte de su intervención en el Seminario Internacional: “El papel del Parlamento en una democracia”.

La actividad organizada por la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) en conjunto con el Parlamento Nacional, donde además participaron el consultor jurídico de la Asamblea Nacional, Jesús María Casal; el profesor de la Universidad del Sarre (Alemania), Torsten Stein; el diputado al Parlamento Federal Alemán, Charles Huber, y el doctor Ramón Guillermo Aveledo.

El parlamentario indicó que desarrollar la gestión de la AN en el presente año ha sido más complicado debido a la situación del país; sin embargo, han logrado realizar hasta la fecha 25 sesiones con una importante aprobación de acuerdos.

Informó que desde la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración se ha emprendido una lucha para denunciar ante el mundo lo que está ocurriendo en Venezuela con aspectos fundamentales como son los presos políticos; en ese sentido, se refrió al caso de Leopoldo López, quien tiene 3 años privado de libertad.

Otro de los aspectos expuesto internacionalmente por Florido, es el hambre en el país, la represión, la injusticia y la falta de medicinas, “Aquí mueren personas por no contar con medicamentos que ayuden a controlar la hipertensión”.

“Hemos denunciado también la ausencia de la democracia representativa, porque ni siquiera la protagónica, es decir, como está establecido en la Carta Democrática Interamericana, convenio suscrito por la República establecido en el artículo 23 de la Constitución. Este tiene rango constitucional y prevalece en el orden interno cuando se beneficia al pueblo en materia de derechos humanos”.

Dijo que la gestión del Parlamento en el 2016 entró en la lucha por la vanguardia y el rescate de la democracia, actuando con firmeza para defender al pueblo venezolano, logrando la activación de la Carta Democrática Interamericana, la solicitud ante el Mercado Común del Sur (Mercosur) de la aplicación del protocolo de Azuay, las declaraciones desde los parlamentos de Canadá, Colombia, así como las declaraciones en el exterior para sensibilizar y denunciar ante la comunidad internacional lo que está ocurriendo en Venezuela.

“Nosotros estamos convencidos que la función de un diputado no solo es estar en el Parlamento en la sesiones, también es estar en las calles con los electores, acompañarlos en su carencia, en sus dolores en su padecimientos y por eso hoy, estamos junto al pueblo venezolano en las calles de Venezuela. Un diputado no solo es diputado del lugar donde fue electo, sino es diputado de todo un país”.

El representante de la Unidad por el estado Lara, aseveró que los parlamentarios de la Mesa de la Unidad están dando una lucha en conjunto con el parlamento por la aplicación del artículo 333 de la Constitución, el cual indica: “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia".

De igual forma se refirió al Artículo 5: "La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”.

En este sentido aseguró: “No puede una Constituyente corporativa, sectorial desconocer al pueblo porque está establecido en la Constitución. Aquí no hay forma de que se pueda desconocer la Constitución y por eso es fundamental que la Asamblea Nacional siga al frente de la defensa de la misma, de la  democracia de lo que son los valores y principios establecidos en la Carta Magna y para ello es fundamental que entendamos que debemos utilizar todas las herramientas que se encuentran en ella en como son los artículos 333,350” reiteró.

Finalmente Florido dijo que cuando se rompe el orden constitucional, la única forma de recuperarlo nuevamente es con elecciones.

“No existe otra fórmula, por lo tanto llegó la hora de respetar al pueblo y de respetar a este Parlamento que es esencia de la democracia”.

Por su parte Jesús María Casal, consultor jurídico de la Asamblea Nacional, aseguró que es pertinente realizar un seminario sobre “El papel del Parlamento en una Democracia” porque a su juicio, en Venezuela está en juego las instituciones republicanas y si alguna es esencial  a la democracia es la AN. “Sabemos que hoy está en juego la vigencia del Parlamento porque también está en entre dicho tanto la soberanía popular y el valor del voto”.

Precisó que cuando la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) desde diciembre del año 2015 desconoció los resultados electorales al dictar esas medidas arbitrarias de suspensión de la proclamación de los diputados de Amazonas, “indudablemente estaba golpeando la soberanía popular y el valor del voto”

De igual forma dijo que se han cerrado los caminos institucionales y se ha secuestrado el derecho al sufragio libre, al voto igual y universal,  debido a la reciente convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que se realiza a espalda del pueblo.

Entretanto el abogado y doctor en Ciencias Políticas, Ramón Guillermo Aveledo, en su participación aseveró “que sin parlamento no hay democracia y sin democracia no hay Parlamento, es un relación simbiótica, indisoluble”.

Añadió que el poder deliberante, el Poder Legislativo es el único órgano del poder público plural por definición. “El Ejecutivo no puede serlo, el Poder Judicial aunque sea tribunales colegiados ese no es su sentido, no es su naturaleza, porque ellos debaten los hechos y el derecho”.

Los poderes del Parlamento tienen que ser relevantes, porque es un órgano que no es consultivo y delimita a los otros poderes públicos en el ámbito en que trabajan, ya que pueden controlarlo y además tiene la facultad de reivindicar y de oponerse ante el incumplimiento de políticas públicas. Alertó que desde diciembre desde el año 2015 hasta hoy lo que ha venido ocurriendo en Venezuela es un golpe de Estado continuado.

Parlamento y democracia están vinculados

Para el profesor Torsten Stein, el papel del Parlamento en la democracia es adoptar y promover leyes, acotando que esto no es tan fácil ni tan breve. Indicó que en un régimen democrático pleno, el parlamento y la democracia están vinculados. “La democracia es el gobierno por el pueblo y para el pueblo, el gobierno del pueblo se conquistó en contra de la voluntad de los monarcas absolutos a veces en marcos de sangrientos procesos  revolucionarios”.

"El principio básico de toda democracia, es el principio mayoritario, pero este es solo una condición necesaria para la democracia. Estar en posición de la mayoría no justifica ser dueño de la verdad, la mayoría casi nunca concede el derecho a una realización definitiva, sino meramente temporal de las propias metas e ideas políticas con los recursos del Poder Público", expresó.

Resaltó que "la legitimidad de la regla mayoritaria depende del derecho de que la opinión minoritaria siga presente como una alternativa básicamente con los mismos derechos".

El diputado por el Parlamento Federal Alemán, Charles Huber dijo que un partido o una coalición no pueden olvidar que están representando al pueblo, apeló a los participantes, a los partidos y al gobierno a este tan controvertido diálogo entre políticos y representantes que siempre debe estar el bienestar de Venezuela en primera línea.

 

Buscador