Ir arriba
Menu
Caracas - Venezuela
21 de Octubre 2017 / 02:39 am

Derechos de los indígenas no se han concretado a pesar de estar establecidos en la Constitución

Fecha: 11/10/2017

A juicio de la diputada Gladys Guaipo, presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas, a pesar de que desde el año 1999 se han venido aprobando leyes en materia de salud, educación y hasta demarcación de tierras, la comunidad indígena está más desasistida que nunca.

Prensa AN/Cortesía

Caracas.- Para la diputada indígena Gladys Guaipo (Unidad/ Indígena) los derechos de la población indígena establecidos en la Constitución Bolivariana de Venezuela no se han concretado en la vida diaria y actualmente están más desasistidos que nunca.

"Al conmemorarse un año más del Día de la Resistencia Indígena, este 12 de octubre,  realizamos un análisis sobre la situación que atraviesan los pueblos y comunidades y concluimos que innumerables problemas los agobian, en las aéreas de salud, alimentos, educación, demarcación de tierras, entre otros aspectos”, afirmó Guaipo.

-Nos llama la atención este fenómeno a pesar de que desde el año 1999 se han venido aprobando leyes en estas materias, agregó la presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas de la Asamblea Nacional.

En el análisis hecho, por ejemplo, se observó que en materia de salud, han resurgido enfermedades infectocontagiosas, como la difteria, el paludismo, el sarampión, la tuberculosis, que se tenían erradicadas en épocas pasadas, sumándose a estas el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (HIV), afectando amplias regiones con  población indígena.

Asimismo, en el mismo se observa que en las comunidades existe un alto índice de desnutrición, ya que carecen de agua potable (consumen agua contaminada), cuyo factor también contribuye a la propagación de enfermedades gastrointestinales y de la piel.

En materia de alimentos, los indígenas son la población más vulnerable por vivir en zonas aisladas causando desnutrición en niños, ancianos y madres lactantes.

 "No es extraño ver en las capitales o zonas urbanas del país a grupos de indígenas viviendo en condiciones de indigencia, pues han tenido que emigrar de sus comunidades de origen debido a que tienen que buscar la manera de subsistir  y no morir de hambre", dijo la parlamentaria.

Se indica en el informe que los centros educativos carecen de la dotación escolar idónea, las infraestructuras están deterioradas, en algunas comunidades los niños reciben clases al aire libre, la educación es de muy bajo nivel y sin pertinencia cultural, carencia de maestros bilingües y al no ser de la comunidad su asistencia es irregular, falta de distribución de los textos ya publicados y presupuesto insuficiente para el buen funcionamiento de los centros escolares.

También se refleja en el escrito que la no demarcación de las tierras indígenas por parte del Estado ha ocasionado que  muchos pueblos y comunidades  indígenas no cuenten con tierras para sus cultivos ya que estas aún permanecen en manos de extraños, situación que se suma a las anteriores provocando su desplazamiento a otros lugares.

A juicio de la diputada, la demarcación de tierras, consagrada en la Constitución y desarrollada en la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas, se ha limitado a la concesión de cartas agrarias, más no títulos de propiedad.

En este sentido, sostuvo que esto ha contribuido a que las vías de acceso, en la mayoría de las comunidades indígenas del país se encuentren deterioradas, no exista desarrollo de las comunidades y los indígenas que trabajan la tierra no puedan vender sus cosechas en los centro poblados por el deterioro de las vías, ya que no se les da ningún tipo de mantenimiento o simplemente no existen.

Comentó que hasta el tema de la migración a territorios de países vecinos se ha incrementado motivado a la crisis que actualmente se vive en el país. "La Comisión Permanente de Pueblos Indígenas maneja la información de que 2000 indígenas waraos procedentes del estado Delta Amacuro, se han ubicado en la población de Belén en Brasil, país que los  ha recibido como refugiados”.

Finalmente, el documento pone de manifiesto que la explotación del Arco Minero ha sido nefasto para los pueblos y comunidades indígenas, ya que se trata del mayor impacto ambiental negativo y el más grave que se haya hecho en nuestro país, pues genera graves daños en el ecosistema forestal y acuífero. Los pueblos y comunidades indígenas y sus organizaciones se oponen a esta explotación minera.

La parlamentaria Guaipo enfatizó la necesidad de rescatar la dignidad de los pueblos indígenas,  diseñando planes económicos que permitan estabilizar a los indígenas en sus tierras y  hábitat, ofreciéndoles mejores condiciones de vida.

 

Buscador