Ir arriba
Menu
Caracas - Venezuela
18 de Enero 2018 / 07:29 am

AN investigará venta de bonos de Deuda Pública con pérdida del 80% de su valor

Fecha: 07/06/2017

Un acuerdo aprobado por unanimidad  rechaza esta operación, señalando que con ella el gobierno financia la represión contra las protestas populares,  al haber obtenido   vendido   bonos de la deuda  al Banco  de Venezuela por un valor de 5 mil millones de dólares,  los cuales ahora están siendo rematados en los mercados internacionales al 20 % de su valor nominal.

Prensa AN

Caracas.- La plenaria de la Asamblea Nacional rechazó por unanimidad la venta de Bonos de la Deuda Pública venezolana 2036, por 5 mil millones de dólares, con un descuento del 80 % de su valor de mercado, por considerarla un grave daño patrimonial a la nación que  debe ser investigado y castigado, no solo por el perjuicio económico, sino porque el dinero producto de esta negociación será usado para financiar la represión contra las manifestaciones populares, que desde hace más de dos meses sacuden al país.

La posición del parlamento se expresa oficialmente en un acuerdo en el que se establece que se solicitará la comparecencia de los involucrados en esta negociación, para que expliquen las    condiciones  de venta y  determinar el  daño patrimonial a la nación.

El proponente del texto  fue el diputado Rafael Guzmán (Unidad / Miranda), quien el pasado sábado resultara impactado por un perdigón por parte de  la Guardia Nacional, cuando participaba en acciones de protesta,   destacando que el gobierno actual no  solo se está violentando los derechos fundamentales de los venezolanos, sino que ahora pretende “endeudar el futuro de nuestros hijos y nietos”.

Explicó que  estos bonos de la deuda fueron emitidos por el Ministerio de Finanzas entre gallos y medianoche del 29 de diciembre de 2016, faltando dos días para vencerse la Ley de Endeudamiento de ese año y vendidos a otro organismo público, como lo es el Banco de Venezuela, el cual  con extrema rapidez canceló 50 mil millones de bolívares  por estos títulos.

No obstante para el diputado lo más sorprendente y terrible para el país,  es que se hayan pagado esa cifra en bolívares, equivalente a 83 millones de dólares al cambio referencial  para ese momento, mientras que por este monto se entregaron papeles al Banco de Venezuela por 5 mil millones de dólares, los cuales está tratando de rematar hoy a través de una casa de bolsa china en los mercados internacionales al  20 % de su valor nominal, con una pérdida del 80 % para la entidad financiera.

En este sentido Guzmán  precisó que  se debe investigar además si esa entidad bancaria del Estado tenía capacidad financiera  para gastar 50 mil millones Bs. en esa operación. Además de que  extrañamente se queda con esos  títulos  y  días después de que se anunciara el nuevo  sistema cambiario (Dicom), que  llevó dólar a 2.200  Bs. ,   sale  a los  mercados  secundarios a rematarlos.

Papeles que no valen nada

Advirtió el parlamentario que la validez de este endeudamiento está por verse, argumentando que el mismo puede ser declarado nulo en los tribunales, pues “más temprano que tarde tendremos un TSJ que imparta justicia”.

A su juicio el Banco de Venezuela   compró un pedazo de  papel que no vale nada y pretende venderlo al mercado internacional por un valor irrisorio que también representará una perdida para esa entidad pública.

Recordó que esta operación fue realizada por Rodolfo Marco Torres, ministro de Finanzas, censurado por el parlamento, quien también es presidente del Banco de Venezuela y  tendrá que darle la cara al país.

“El dinero que ingresó por esos papeles será usado  por el gobierno para aumentar la represión contra el pueblo, no para importar alimentos o medicinas como dicen”, cuestionó el  parlamentario quien califico de “pendeja” a la banca que pretenda comprar ese papel “porque es basura y  se pretende y usar  para seguir reprimiendo a  venezolanos”.

A la Banca les envió un mensaje internacional, “si quieren  ser socios de criminales, compren bonos basura, baratos y tengan fe que algún día cobraran”

Fue enfático al señalar a la banca  que cuando la justicia llegue, lo cual será más pronto de lo que creen, no se reconocerá  deuda que no haya sido legítimamente emanada  como  es el caso de esta que pretender llamarse Bono Soberano 2036.

 

Buscador